historia

programa

talleres

galeria

contactanos

john

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BIENVENIDOS

 

We shall experience a house with cosmic roots, decía John Spencer siguiendo a Bachelard quien, a su vez, seguía a Henri Bosco. Con el paso del tiempo, el “deberíamos experimentar” se convirtió para Spencer en un imperativo que lo llevó a la obra y la sentencia devino compromiso: “Construiremos una casa con raíces cósmicas”. Ésa fue la labor de John en La Casona: hacer de ella un lugar reciamente terrestre que, por el llamamiento de los contrarios, convierta en realidad su vocación a lo aéreo y lo celeste; un lugar que hunda sus raíces en la oscuridad y la humedad de la tierra yerta, para ganarse allí la vida y para levantar ramas capaces de sostener los columpios de los niños y los nidos de los pájaros del cielo. La tarea: “Construiremos una casa con raíces cósmicas”, es el legado de John y el lema del emblema de La Casona. La responsabilidad: hacer que La Casona propicie la síntesis de los opuestos: la oscuridad y el silencio del sótano, con la luz, los trinos y los rumores del follaje. La reciedumbre y dureza de la roca con la suavidad de la aurora y las nubes. Y todavía más, esperando el milagro: la crudeza de saberse hundido en el polvo pero habitado y traspasado por la razón que se torna imaginación y quimera, al punto que el cosmos se ve allí a sí mismo, se reconoce y sueña…